Seleccionar página

¡¡Qué divertido!!

Hola amigos, ¿cuántas veces hemos escuchado que muchas veces lo más sencillo es lo que más atrae la atención de los niños? Muchas, ¿no? Pues hoy os traigo una actividad nada compleja con rollos de papel higiénico.

Empezaremos diciendo que el factor sorpresa es un elemento clave para los niños, el no saber que va a suceder o que es lo que vamos a hacer, despierta en el niño un estado de alerta que favorecerá la interacción en el desarrollo de la actividad.

Para esta concretamente solo necesitaremos un material. Papel higiénico.

Es necesario que la sala esté lo mas despejada posible de otros elementos que puedan llamar la atención de los más peques, de esta manera evitaremos distracciones. 

Bien, puse en el centro de la sala varios rollos de papel, empezados para que les resultará más fácil y ¡¡a jugar!!. No había instrucciones. Podían hacer lo que quisieran.

Algunos rápidamente fueron a tirar del papel y se limpiaban sus naricillas, otros lo cogieron como si de una mascota se tratase mientras intentaban que rodara detrás suya, otros saltaban sobre un montón de papelitos previamente cortados y algunos incluso lo tiraban para arriba, como si de nieve se tratara. Por supuesto, al acabar todos ayudaron a recoger. 

Con este juego, aunque parezca tan simple, hemos trabajado un montón de cosas como por ejemplo;

  • Favorecer la motricidad tanto fina como gruesa. 
  • Favorecer aprendizajes significativos a partir de la propia acción.
  • Fomentar la imaginación en los niños.
  • Favorecer el trabajo y el juego colectivo. 
  • Disfrutar de las producciones propias de los niños.

Existen algunas variaciones que podemos añadir a este juego, como incluir ventiladores colocados de tal manera que mueva los papeles… Podemos colgar los rollos de cuerdas, linternas…

Aquí os dejo algunas fotillos. (Os pido disculpas, las fotos no son muy buenas porque están hechas con el móvil)

[ngg_images source=”galleries” container_ids=”22″ display_type=”photocrati-nextgen_basic_thumbnails” override_thumbnail_settings=”1″ thumbnail_width=”200″ thumbnail_height=”200″ thumbnail_crop=”0″ images_per_page=”20″ number_of_columns=”3″ ajax_pagination=”0″ show_all_in_lightbox=”0″ use_imagebrowser_effect=”0″ show_slideshow_link=”0″ slideshow_link_text=”[Show slideshow]” template=”/home3/agalanr/public_html/wp-content/plugins/nextgen-gallery/products/photocrati_nextgen/modules/ngglegacy/view/gallery-carousel.php” order_by=”sortorder” order_direction=”ASC” returns=”included” maximum_entity_count=”500″]

 

Que poquito se necesita para pasar un rato tan divertido, ¿verdad? Bueno chic@s, nos leemos pronto. 

Un beso gordo!

Luna de Kalandraka

¡Buenas bichetes! Hoy quiero hablaros de la luna, jiji que profundo, ¿no? No en serio, siempre os hablo de lo importante que son los cuentos en estas edades, ya que de una forma lúdica estamos favoreciendo un montón de cosas, desde el vocabulario, la atención, el respeto y cuidado de los materiales… además de un montón de valores. 

Es cierto, que cuanto más pequeños son los niños, los cuentos pueden tener, como decirlo, diferentes finalidades. Sería un poco absurdo decir que un cuento para bebés lleva intrinseco algún valor o tema transversal, cuidado, esto no quiere decir que no se pueda intentar trabajarlo. 

Hasta hace unos días, pensaba que el Pollo Pepe era una de los cuentos favoritos de los más pequeños, pero a día de hoy no sabría si sigue estando en el ranking de cuentos infantiles. 

No sé si conocéis la colección ” De la cuna a la Luna” de la editorial Kalandraka. Si la respueta es no, no esperéis a buscarla. Tengo que reconocer que al principio no eran unos cuentos que me llamaran mucho la atención pero ahora me encantan, y a mis abejitas también. Todos los días dedicamos nuestro ratito a contarlo.

Son cuentos muy sencillitos, pero con una estructura rítmica común que hace que los niños se lo aprendan rápido. Los dibujos son llamativos, y aunque son dedicados a niños, no son excesivamente infantiles.

El cuento LUNA es sin duda el mejor. Y como luego se dice, para muestra un botón. Mirad que bien lo hace.

 

Y vosotros, ¿conocíais este cuento? ¿Qué os parece?

¡¡Que tengáis buena semana bichetes!!

 

 

   

Juego Heurístico

Buenos días bichetes, ¿Estáis preparados para ver nuestra sesión de Juego Heurístico? Vamos a empezar comentando un poquito en que consiste esta actividad y porque es muy importante durante el desarrollo de los niños. 

Lo primero que debemos tener claro, es que el juego heurístico es una continuación al cesto de los tesoros, el cuál esta destinado a bebés de 4 a 18 meses, aunque en mi experiencia creo que es mejor esperar a que se mantengan sentados solitos, ya que tumbados suelen cansarse muy rápido. Es decir, el juego heurístico va dirigido a niñ@s desde los 18 meses hasta los 24 meses aproximadamente.

¿Qué materiales necesitamos?

Podemos diferenciar entre dos tipos: contenidos y contenedores. 

Los contenedores son aquellos objetos que permitan meter, sacar, apilar… Por ejemplo podemos usar: botes de leche, flaneras,cubiteras, cajas de cartón, de plástico…

Los contenidos son aquellos materiales que permiten al niño asociar, ordenar, manipular, abrir, cerrar, meter, tirar, tocar… Estos pueden ser de diferentes origenes; naturales, metalicos, de papel, de carton, de tela, de fieltro, de lana…

Os dejo algunos ejemplos de materiales que podemos usar: piedras, piñas,bobina de hilo, anilla de cortina, cuchara o espátula,rulos del pelo, latas sin bordes cortantes, tubos de cartón, conos y cilindros de cartón, tapas, cadenas…

 

¿Cómo se lleva a cabo la sesión?  

El juego heurístico se divide en tres partes.

1ª FASE: La educadora prepara el material en una sala vacía. Es muy importante que no haya elementos que distraigan la atención de los niños. Seleccionará tres o cuatro materiales diferentes y los contenedores (al menos tres por niño).

Los diferentes materiales se colocaran en puntos estratégicos por la sala según sus cualidades. 

Los niños pueden entrar a la sala con los materiales ya esparcidos o pueden ver como la educadora los va colocando.

2ª FASE: es lo que se conoce como exploración y combinación de materiales. Esta es la parte activa, en la que el niño se pregunta que puede hacer con cada cosa, y así empieza a probar; abrir, cerrar, tapar…

3ª FASE: en la última fase, se lleva a cabo la recogida del material. Con ayuda de la educadora, los niños irán clasificando cada uno de los materiales en su bolsita/caja correspondiente.

Este juego, debe durar aproximadamente unos 45 minutos. De esos 45 minutos, deben dejarse al menos 20 para la clasificación y recogida de los materiales. 

Siempre debemos tener en cuenta la motivación de los niños, por lo que si observáramos que esta actividad no motiva a los niños, sería conveniente acortarla.Por otro lado, si vemos a los niños muy participativos y activos podríamos destinar más tiempo a la fase 2, la de exploración.

Lo ideal sería llevar a cabo el juego heurístico dos veces a la semana, cambiando los materiales para proporcionarles nuevas experiencias.

Es importante tener en cuenta el papel del adulto. Su función es únicamente observadora, es decir, debemos estar atentos a las diversas acciones que realizan los niños, si están activos… (podemos ir anotándolo o haciendo fotos para luego evaluar). Por otro lado, también debemos ser facilitadores del juego, evitando riñas o acciones peligrosas.

¿Por qué es importante el juego heurístico?

  • Favorece la capacidad de concentración.
  • Fomenta el uso de las manos y la implicación de todo el cuerpo.
  • Respeta su propio ritmo de aprendizaje.
  • La capacidad de explorar y manipular diferentes objetos y sus propiedades.
  • El pequeño aprenda por sí mismo sin depender del adulto.
  • La estructuración del pensamiento.   

Ya hemos explicado un poquito en que consiste el juego heuristico, pero como mejor se ve es con algunas fotillos. Aquí las tenéis.

 

Espero que os haya gustado, y si lo lleváis a la práctica me gustaría que me enviaseis algunas fotillos.

¡Qué tengáis buen día!

Teatro de luz negra

¡¡Buenas tardes bichetes!! Seguramente os haya extrañado este titulo casi en febrero, pero han sido unos meses algo complicados con muchas cositas por hacer… Y aún no puedo decir que han terminado, los nervios van conmigo desde hace más de tres semanas y es que estoy a unos días de saber si por fin, he conseguido lo que tanto deseo, mi plaza fija. Sé que es muy difícil pero mientras quede una pequeña esperanza ahí estaré con un pensamiento positivo.

Bueno no me enrollo, el caso es que intenté subir el vídeo del teatro de luz negra que hicieron las mamás y me lo borraron por los derechos de las canciones… Por ello, he tenido que “modificarlo” un poquito para que podáis verlo.

Una autentica maravilla que dejo boquiabiertos a niños y mayores.   Y lo mejor de todo, es que aunque parezca muy complicado de hacerse con uno, es más bien sencillo. Solo se necesita un tubo fluorescente ultravioleta y un espacio oscuro, que podéis hacer con telas negras. 

Es importante tener en cuenta, que para que no se nos vea, tenemos que vestirnos de color negro, todo, incluida la cara. Con una media negra será más que suficiente. 

Para los personajes, se necesita cartulinas fluorescentes o blancas que recojan la luz ultravioleta. Existe también una pintura especial que puedes echar encima de cualquier cartulina y la vuelve luminosa.

Por último, quería enseñaros uno de mis cuentos preferidos. Lo tuve todo un curso de la biblioteca y lo iba renovando una  otra vez. Es el cuento de Guido Van Genechten “La Luna Está Triste”, tengo que reconocer que es uno de mis autores preferidos y es que siempre sabe conseguir atraer la atención de los más pequeños. He tenido que acortarlo un poquito porque era muy largo. Espero que lo disfrutéis.

 

Además de los teatros,pudimos acudir como cada año al chocolate con churros, el cual  intuía que sería todo un éxito, y así fue. No me equivoqué para nada. ¡¡Qué ricos estaban!![amazon text=Amazon][amazon text=Amazon][amazon text=Amazon&asin=luz negra]

[ngg_images source=”recent_images” display_type=”photocrati-nextgen_basic_thumbnails” override_thumbnail_settings=”1″ thumbnail_width=”200″ thumbnail_height=”200″ thumbnail_crop=”0″ images_per_page=”20″ number_of_columns=”3″ ajax_pagination=”0″ show_all_in_lightbox=”0″ use_imagebrowser_effect=”0″ show_slideshow_link=”0″ slideshow_link_text=”[Show slideshow]” template=”/home3/agalanr/public_html/wp-content/plugins/nextgen-gallery/products/photocrati_nextgen/modules/ngglegacy/view/gallery.php” order_by=”sortorder” order_direction=”ASC” returns=”included” maximum_entity_count=”3″]

 

Bueno amigos, espero que disculpéis estos días de ausencia… Tengo varias cosillas que quiero enseñaros, así que estad atentos. 

Un besote gordo

 

                                      

 

 

Creando nuevos materiales.

Buenas bichetes, ¿que tal llevamos la semana? Hoy os traigo una entrada con algunas ideas para realizar nuestro propio material didáctico. Para mi resulta bastante interesante ya que de esta manera podemos establecer un verdadero ajuste entre los intereses/necesidades de los mas peques y los materiales a utilizar.

Lo mejor de todo, es que muchos están hecho con material reciclable y por lo tanto podemos hacernos con ellos en poco tiempo. Recuerdo que ya hablamos de una entrada sobre crear nuestro propio material, por si no lo habéis leído podéis hacerlo aquí.

La mayoría de estas actividades pueden englobarse para trabajar la motricidad fina y es que en estas edades es super importante trabajarla, ya no solo la pinza si no también la coordinación óculo-manual y porque no óculo-pie.

Bueno, dicho esto…¡¡Manos a la obra!!

 

 

Con una simple caja de cartón podemos preparar materiales que dan mucho juego a la misma vez que trabajamos el desarrollo integral del niño. 

               

        

Mi versión no es con cajas directamente, pero si con tubos de cartón. En primer lugar los pinté con tempera liquida para que fuera más llamativo y después los fije con barniz en spray, para evitar que se descascarillarse. Sobre un cartón duro, los pegué con ayuda del termo fusible para que quedaran bien sujetos y… ¡Aquí está el resultado! 

 

Un material tan fácil de conseguir que da muchos ratos de diversión y a la misma vez suponen un aprendizaje muy completo. Debemos tener en cuenta, que cada niño se encuentra en un momento evolutivo diferente por lo que debemos respetar su desarrollo y adecuar las actividades propuestas en función de lo que los niños pueden o no pueden hacer.

   

     

 

Para mi, el mejor recurso reutilizable. Hay infinidad de posibilidades y con diferentes elementos; pajitas,globos, palitos, cintas…

    

 

Os enseño la nueva versión del bote de los palitos del año pasado, ya que al ser tan pequeños me daba un poco de miedo dejarle los palitos de madera, primero por que se lo llevarían a la boca y segundo porque podrían ir corriendo con ellos y hacerse daño, por lo que decidí hacer una nueva versión con tapones.

 

Ya habéis visto que con materiales de nuestra vida cotidiana podemos hacer un montón de materiales nada peligrosos y que dan mucho juego entre los más pequeños. Y vosotros, ¿creáis vuestro propio material? 

Espero que me hagáis llegar vuestras ideas y sobre todo que compartáis para que estos materiales lleguen a más gente.

Un beso gordo y feliz puente!!

 

Podéis seguir todas las novedades en redes sociales 

   Resultado de imagen de pinterest png transparentResultado de imagen de twitter png